martes, 2 de octubre de 2018

⚓BOOKTOUR DE "TODAS LAS CANCIONES DE ROCK" DE BEATRIZ BARÓ⚓


⚓BOOKTOUR
DE "TODAS LAS CANCIONES DE ROCK" DE
BEATRIZ BARÓ⚓

Bienvenidos de nuevo,
"LA REINA LECTORA" me comentó si quería participar en esta cadena para el libro de Beatriz, y no lo dudé ni un momento. Estará activo del 1 al 14 de octubre.
No os perdáis las publicaciones de los diferentes blogs día tras día. Hay un hilo en Twitter donde podéis seguirlas:
👇
#Todaslascancionesderock

Vamos a ver qué hay detrás de este rockero título.



TODAS LAS CANCIONES DE ROCK
BEATRIZ BARÓ
512 PÁGINAS 
AUTOPUBLICADO
SEGUNDA EDICIÓN EL 16 DE ENERO DE 2018
TRILOGÍA DEL OTRO LADO
ISBN: 978-1981664863




Sinopsis


"He intentado comprender qué ves en esos chicos, Cristina, pero soy incapaz. Son violentos, precoces, maleducados y arrogantes. ¿Se puede saber dónde encuestas su gran atractivo?"

Libres, salvajes y enamorados del rock and roll, los Sustain Souls comparten un objetivo por el que luchar: llegar a ser estrellas de rock. Durante un mediodía de julio encuentran un misterioso lugar donde forjar sus sueños. Sin embargo, lo que comienza como una inocente casualidad termina revelándose como un lugar que parece estarles predestinado y que puede convertirse en su mayor bendición o su peor condena, un lugar capaz de cambiar sus vidas para siempre.

Comienza así la primera parte de una apasionante trilogía de aventuras, fantasía y misterio que te atrapará desde sus primeras páginas.

PARA VER EL BOOKTRAILER
👇






Sobre la Autora

Beatriz Baró nació en Madrid, en 1983. Tras licenciarse en Comunicación Audiovisual cursó estudios de doctorado en guion de cine, en los cuales se especializó en estructura narrativa y la creación de personajes juveniles. Estos conocimientos le sirvieron de base para desarrollar su primera novela, "Todas las canciones de rock", el primer volumen de la "Trilogía del otro lado".
Actualmente imparte talleres de escritura creativa y trabaja como profesor de inglés mientras continúa escribiendo la segunda parte de la trilogía. 

DONDE ENCONTRARLA:







Y ahora, adentrándonos más en esta novela, nos encontramos que hay muchas canciones de rock, sobre todo internacional.



Vamos a ver algunas de ellas 🜘









Resultado de imagen de SUELO Y PIE GIF

































Buf... Que sofoco... menuda marcha lleva este libro.


Esta es una muestra de las 64 canciones que se nombran en esta novela.

Y ahora me gustaría presentaros a algunos personajes con un breve pasaje 😍



A PROPÓSITO DE ÁLEX:
"Cristina estaba observando en silencio a Beni Mariposas cuando un desconocido se apoyo en la barra, entre sus amigas y ella.
-¿Y tú quién eres?
Lo miró sorprendida. Era alto y fuerte, de pelo castaño y ojos marrones. Vestía una camisa azul y vaqueros largos. No pudo evitar sonreír. Le agradaba su aspecto y seguramente tenía cuatro o cinco años más que ella. Eso resultaba halagador.
-Me llamo Cris. 
-Cris, yo soy Miguel. -La besó en ambas mejillas y sacó un paquete de Camel del bolsillo de sus vaqueros.
-¿Fumas?
Cristina dudó.
-Sí.
Miguel le dio un cigarro y le ofreció el mechero encendido.
-¿Por qué nunca te he visto por aquí?
-No vengo mucho.
-Qué lastima. ¿Con quién estás?
-Con ellas.
Miguel se giró y vio a Claudia y a Leo a su otro lado, las cuales miraban a Cristina entre incontroladas carcajadas.
-¿Con estas?
-Sí.
-Pero... ¿cuántos años tienes?
-Dieciséis. -Oyó la respuesta en voz alta y se preguntó asombrada cómo había salido aquella mentira de su boca.
-Es una lástima que seas tan pequeña -se inclinó hacia ella y Cristina advirtió que apestaba a alcohol.
-Porque creo que eres la chica más guapa de toda la discoteca.
Y al decir aquellas palabras se inclinó exageradamente sobre ella, hasta que sus bocas quedaron a escasas centímetros una de la otra, al tiempo que deslizaba la mano por su cintura.
Cristina trató de sonreír, pero aquello ya no resultaba divertido. Le olía demasiado mal el aliento y no quería que la tocara.
-Vale, gracias, adiós. -Trató de rodearlo y de acercarse a sus amigas-. Vámonos de aquí -imploró en voz baja.
Claudia soltó una carcajada.
-No seas simpática si no te gusta.
-Vámonos.
De pronto Cristina sintió cómo una mano rodeaba su cintura otra vez. Se giró sobresaltada y encontró la cara de Miguel a medio metro de la suya.
-¿No me presentas a tus amigas?
Cristina le apartó la mano.
-Nos vamos a bailar.
-Te invito primero. ¿Qué quieres?
-¡Aquí están mis chicas! -Alexander, que había aprecido como por arte de magia, tomó a Claudia y a Leo por los hombrso y le hizo un gesto a Cristina para que lo siguiera-. ¿Dónde estabais? ¡Os he estado buscando por todas partes!
Cristina ya se disponía a seguirlos cuando Miguel la tomó suavemente del brazo.
-No he querido molestarte.
-Vale, da igual. -Trató de deshacerse de él.
-Solo quería invitarte a tomar algo.
-Gracias, pero no quiero nada.
-Oye, ¿estás enfadada conmigo?
Cristina suspiró y vio a Alexander observándola desde la pista de baile.
-No.
-Pero ya no me sonríes.
Sin saber qué decir, bajó la mirada.
-¿Me regalas una última sonrisa?
Alexander se acercó de nuevo.
-Lo siento, tío, pero esta también es para mi. -Tomó a Cristina de la cintura y se la llevó en silencio. Cuando se perdieron entre el tumulto, ella suspiró aliviada.
-Tienes que ser un poco más borde, ¿vale?
-Es que al principio era amable.
-Claro, Cris, al principio todos somos amables.
-Me pareció guapo.
Alexander se detuvo en medio de la pista y la miró divertido.
-¿Beee te pareció guapo¿
-No se llama Be, se llama Miguel.
-Se llama Beee desde hace seis meses.
-¿Por qué?
-El invierno pasado... ¿Cómo puedo decirte esto...? El invierno pasado se fornicó a una oveja.
Cristina visualizó la escena en su mente. A continuación dirigió a Alexander una mirada de espanto.
-¿¡Qué!?
-Y lo grabó todo con una cámara de video.
Cristina se llevó las manos a los oídos y cerró los ojos.
-¡Cállate, Álex! ¡Saca eso de mi cabeza! ¡Quiero sacar eso de mi cabeza!
Alexander se encendió un cigarro.
-Sí... -dijo con la mirada perdida y cierta dosis de fanfarronería-. Yo también quise, pero me fue imposible. Si hubieras visto el maldito video.
-¡Cállate, Álex! ¡Cállate!
Alexander rompió a reír. Comenzó a sonar de pronto una canción de rock. Al chico se le iluminaron los ojos.
-¡Por fin! ¡Es Crimson and clover! Parece que esta canción nos persigue, ¿eh? ¡Vamos a bailar, Cris!
Cristina acababa de divisar a Saúl y a las chicas cuando Alexander la tomó de nuevo de la cintura y la atrajo hacias si.
-Déjate llevar, Catsi.
Comenzaron un suave balanceo.
-No suena como en mi habitación.
-No, esta versión es de Joan Jett and the Blackhearts.
Cristina desvió la mirada en silencio.
-Conoces a Joan Jett, ¿verdad?
-Pues claro... -Lo miró tímidamente a los ojos y lo vio contemplarla con un destello de diversión en la mirada.
-¿Te gustaría ser una rockera como ella?
Cristina afirmó con la cabeza.
-Me gusta mucho esta canción.
La sonrisa de Alexander se hizo más grande.
-A mí también.
-Álex, ¿qué le pasó a la oveja?
-¿Qué? ¡No te oigo!
-¿Qué le pasó a la oveja?
-¿A la oveja? -Alexander rio divertido-. Que se enamoró de Beee y tuvo muchos Miguelitos.
-¡No digas idioteces! ¿Qué le pasó de verdad?
-No lo sé, Catsi. Qué preguntas me haces... Supongo que la oveja está bien.
-¿Estás seguro?
-¿Cómo voy a estarlo? Yo no he ido a visitarla, a mí no me van esas cosas. -Y soltó otra carcajada.
-No te burles. ¡Quizás está muerta!
-Ninguna oveja muere de eso. A no ser que se trate de una violación multitudinaria, claro... Pero no creo que esté muerta.
-¿Cómo lo sabes?
-Si fuera de ese modo, Vistaclara se habría quedado sin ovejas hace ya mucho tiempo.
Cristina lo miró atónita.
-No puedes estar hablando en serio.
Alexander rio a carcajadas. Parecía estar disfrutando a lo grande con la inocencia de la chica.
-Es broma, es broma. Además, ese chico ni siquiera es del pueblo, vive en Madrid y solo viene en vacaciones. ¡Yluego dicen que los de Vistaclara somos unos salvajes!
Ella lo miró con dulzura.
-Tú no eres un salvaje.
Alexander contuvo el aliento. De pronto ya no sonreía.
-No.
-Ni Saúl tampoco.
El chico recobró la sonrisa.
-Saúl lo es un poco, pero con otro estilo.
Cristina se volvió hacia Saúl y las chicas. Alexander la atrajo hacia sí.
-No hagas eso, Cris. 
-¿Qué no haga el qué?
-Mirarlo.
-No te entiendo.
-Claro que me entiendes.
La chica sintió cómo le subía la sangre a las mejillas.
-No, no te entiendo...
-Ahora mismo nos está mirando. Lleva como una hora mirándonos. Seguramente se muere por saber de qué hablamos.
Cristina hizo otro amago de girarse hacia Saúl, pero Alexander lo evitó de nuevo.
-No lo mires. Haz como que te lo estás pasando genial conmigo. Así es como funciona.
-Me lo estoy pasando genial de verdad.
-Haz como que te estás enamorando de mí.
Cristina lo miró a los ojos.
-No sé cómo se hace eso.
-Claro que lo sabes, pero no te enamores realmente. No quiero es culpa sobre mi conciencia.
-¡Qué engreído! -soltó una carcajada.
-Por cierto, eres terrible. ¿Cómo puedes cantar tan bien y bailar tan mal?
-Porque me hablas de cosas raras y me pones nerviosa.
-Así que la culpa es mía.
-Pues sí. 
- Bueno, hablemos de cosas menos traumáticas. ¿Cuándo vas a presentarme el libro de Janis Joplin?
El rostro de Cristina se tensó durante un instante, pero luego recordó algo.
-¿Y tú cuándo vas a darme la traducción de "November rain"?
Alexander rio de nuevo.
-Te estás volviendo muy lista. Podemos hacer un trato: cuando tú me prestes tu libro, yo te doy la traducción de la canción.
-¡Pero Álex...!
-¿Cuál es el problema?
-Un libro se tarda mucho en leer. 
-Claro -añadió, divertido-, sobre todo si es un libro de mil páginas, ¿verdad?
-Efectivamente. La verdad es que no sé de qué te ríes.
La sonrisa de Alexander se hizo más pícara.
-Efectivamente. La verdad es que no sé de qué te ríes.
La sonrisa de Alexander se hizo más pícara.
-De todo -dijo mirando a las espaldas de Cristina-. Ya me río de todo.
Cristina se giró y vio a Saúl avanzando por la pista de baile en dirección a ellos. Su corazón se descontroló inevitablemente.
-Te ha salido redondo, aquí viene tu príncipe."













Bueno, creo que este relato está muy interesante al rememorar la adolescencia y esos días de verano con la pandilla del pueblo, o con la pandilla en cualquier lugar. Todos hemos sido, jóvenes, así que sabemos de lo que habla esta novela. ¿Cuáles son vuestros recuerdos? 

Me da que esta novela nostálgica de estas características tiene mucho valor.


Por ejemplo, Ariel Romero del blog "Misterios de Escritora" ya ha nos ha revelado su opinión acerca de la novela, sin haberla terminado todavía, os dejo el link más abajo: 
👇


HASTA AQUÍ CRUCERISTAS

HASTA PRONTO